lunes, 28 de octubre de 2013

El tiempo me mata.


No soporto el tiempo.

Casi pasó un mes desde mi última entrada...no tengo ordenador...no sé que tipos raros andan sueltos por ahí que les gusta jugar en la red a fastidiar a infelices como yo...primera vez que oigo hablar de un "troyano"...
Hoy intento no insultar a nadie.

El tiempo. El tiempo me mata.
Hoy me desperté de nuevo -aun gracias- y pensé...mal...si pienso nada más levantarme...pero lo hice y no puedo dejar de lado una obviedad...que tengo una edad...y el tiempo pasa demasiado rápido.
No soy de mirar atrás y pensar que no hice todo lo que quería, porqué de hecho lo hice. Todo lo que entraba en mis planes. Y lo que no, no lo hice. Que suerte! dirán algunos...supongo, responderé yo...

Ahora...hoy...hoy el tiempo se detiene muchas veces en un solo miserable día. Y parece que las agujas del reloj me miren para guiñarme en silencio sus malditos segundos y me digan burlones...hoy no pasaran las horas princesa, ponte las pilas y búscate trabajo por hacer. Grrrrrrrrrr.

Cómo puede ser que un día tenga cuarenta y ocho  horas y otro día tenga solamente diez...si me lo cuentan no lo creo...pero es así...y me pasa a mi. Como me pasa que una hora puede tener diez miserables minutos...y  una comida de trabajo, que dura unas dos horas...parezca que sean veinte horas...
¿Le pasa a alguien más que a mi? O en algún momento de mi vida me abducieron los extraterrestres...y perdí la noción "horaria"...No entiendo nada.

Lo que sí se, es que hay días como hoy, que lloraría hasta enfermar...como una niña repelente...o una niña mimada que quiere algo y lo quiere ya.

¿Se puede parar el tiempo? ¿Saltar en el tiempo? Lo sé!!!!!!!!!!! no...no se puede.
Tengo que vivir con ello. Hay que joderse.

El tiempo es lo que es. Un fastidio.
Y no se cómo hacerlo para volverme a levantar mañana y ver la cara buena del reloj.
En definitiva, el tiempo pasa demasiado despacio para unas cosas, sobre todo, para las malas, para las muy malas...infinitamente despacio...el tiempo se recrea...en plan trágico.
Para las buenas...el tiempo es el máximo fastidio...abres y cierras los ojos y tu felicidad se esfumó en medio segundo.
Y pasado mañana volveré a abrir los ojos y habrá pasado otro año.
Creo que en el tiempo está la solución...intentar congelar los buenos momentos.
Y vivir la vida que queremos, aunque ello conlleve tiempos malos.

Continúo diciendo que el tiempo me mata.