miércoles, 31 de julio de 2013

Veneno.



Hablemos sobre ti, sobre mí.
¿Por qué ocurrió? Jamás me sentí así.
 No me conocías. Ni yo a ti.
Me rendí.
No quise hacerlo.
Hablemos sobre la tentación.
No me resistí. Y caí.
No fui perfecta. No dije que lo fuera.
Quiero creer que mi otro yo te avisó.
Hablemos.
¿Quieres que suplique? Sabré hacerlo.
Hoy…mañana…pasado…
No sé qué ocurrió.
Lento. Fue lento. Fue devastador.
Fue obsesión.
Te advertí. No mentí. No sé quién soy.
Podría mirarte a los ojos.

Si quisieras. Podrías salvarte. 
Ya no hay realidad.
Me atrapas. Te atrapo.
Soy veneno.
Eres veneno.



lunes, 29 de julio de 2013

Un Cuervo y Un Pasamontañas.


-¿Qué le sorprendió?
-Sus ojos. 

-Eran fríos, malvados…calculadores…
-No. Eran  cercanos. Cálidos. Amables.

-¿Recuerda algo más?
-Su sonrisa. Iba a juego con los ojos.  Su sonrisa era dulce.

El policía cubrió el cuerpo con una sabana. Él la miró con el ceño fruncido por  última vez.  En pocas horas las cuencas de sus ojos iban formando unos surcos oscuros hacia dentro. Su piel se había vuelto blanca y un hilillo de sangre resbalaba de sus labios. Aún con la sabana cubriéndole el cuerpo, podía adivinar sus formas  pequeñas.  Recordaba su expresión…pero empezó a olvidar sus rasgos.  Eran pequeños también. Sus manos. Las recordaba. Eran muy blancas y muy pequeñas, pero parecían tener una fuerza sobre natural al sostener  el arma. El arma parecía tridimensional en sus manos.

-Usted la conocía…

-Del barrio sí…-y se oyó decir a sí mismo, lo normal que era, lo buena persona que parecía, lo educada que siempre era…no dijo que siempre que se cruzaban le dedicaba una sonrisa.

Los demás vecinos empezaron a salir de sus casas. Susurraban, cuchicheaban, se acercaban, retrocedían. Revoloteaban. Cuales cuervos. Con ojos  de desprecio. Como alimañas. Alimentándose del horror. A algunos les preguntaron. Volvían a susurrar. Hubo alguien que levantó un poco la sabana. La policía los apartó.

Empezó a marearse.


Y la vio a ella unas horas antes. Enfrentarse a ellos. David contra Goliath. 
La vio levantar el arma sin vacilar
Le vio entonces a él, reírse, mirarla con desprecio. Recordó sus palabras. No las repetiría. La vio sonreír.  Y la vio disparar. Disparó primero contra “Goliath” y luego contra la mujer que estaba a su lado. Y al otro lado estaba la pequeña.

Disparó a la cabeza. Sin vacilar. Dos tiros. Uno a cada uno.

La sangre salpicó su cara.

La pequeña no se movió. Y juraría que su semblante se relajó. Lo juraría ante Dios, pero no lo haría. La pequeña le sonrió. 

Justo empezó el caos. Los gritos y las carreras.

La policía llegó demasiado rápido.
Ella, aún sostenía el arma. Y parecía mucho más grande de lo que era, en sus manos.

Los cuervos revoloteaban en las terrazas, en las esquinas. Los cuervos estaban en todas partes.
Acechando.Alguien corrió hacia la pequeña.  

Ella se lo dijo. Le avisó.
Nadie jamás hará nunca nada. Nadie la ayudará. Sólo hablaran cuando sea demasiado tarde.

La gente son como cuervos. Puedes unirte a ellos. O ser diferente.
Y le dio el pasamontañas.

–Esta vez no voy a necesitarlo. Pero quizás algún día tú  lo hagas.

En ese momento no la entendió.
Y lo guardó. En una caja.
Pero con el tiempo aprendió.
De vez en cuando tenía que utilizarlo. Era necesario.

Siempre recordó su expresión. Era dulce, era encantadora. 




jueves, 25 de julio de 2013

¿Quién es Quién?



Caperucita...enseña la patita...
¿Quién es quién? dijo el lobo feroz...
Yo ya no me distingo...dijo Caperucita...
y
es que en estos tiempos de Dios...
es difícil saber 
quién es  Lobo
 quién Caperucita...


¿no creéis?

martes, 23 de julio de 2013

MINUTO DIECIOCHO.(La confianza del auto control)


Le vio alzar una ceja y poner esa sonrisa suya, medio burlona medio cínica que hacía que todo temblara bajo sus pies…Porque todo en él la hacía temblar. El poder que ejercía sobre ella la sobre pasaba, no podía comprender qué era, en qué conjuro maligno había caído, para sentir lo que sentía.

Dudó. Dudó unos minutos que parecieron segundos…dudó el instante justo para que él le rodeara las muñecas con las esposas y pasara la cadena de los grilletes detrás de uno de los barrotes de la cama.

Se encontró de repente con los brazos extendidos por encima de su cabeza, con tan solo, quince centímetros de movimiento en cada una de sus manos…lo que permitía la cadena que las separaba.

La había esposado a la cama…
¿Cómo en las películas? ¿Cómo en un sueño erótico de adolescentes?

¿De dónde narices las había sacado?
¿Cómo había sucedido?

Empezó a sudar. Un poco.

¿Cuánto hacía que le conocía? Tres semanas, cuatro días, seis horas y diecisiete minutos…Y al minuto dieciocho estaba en ropa interior esposada a una cama de una habitación de un apartamento  en medio… ¿de dónde?

¿De dónde?
¿Se había fijado qué salida había tomado en la autopista?

Intentó apartar de su mente todos esos pensamientos de alarma y volvió a fijarse en él. La estaba mirando. Con esa sonrisa en los labios. Su mirada se había oscurecido, o eso le pareció a ella.

-Confianza-habló él de repente.

Y tiró con fuerza de sus muñecas haciendo resonar la cadena en el cabecero y las esposas se cerraron aún más clavándose en su piel, haciéndole escapar un grito de dolor.

El hechizo del deseo se congeló durante unos segundos.
Confianza…por dios… ¿dónde lo había conocido? ¿quién sabía que estaba ella allí?

El acercó sus labios a su cuello y subió besándola despacio hasta el lóbulo de su oreja, lo mordió ligeramente y le susurró algo muy despacio. Las palabras se sucedieron en imágenes  y sintió una corriente eléctrica que le sacudió la espalda y un sudor frío empezó a empaparla.

¿Cuántas veces había soñado  y había reído con las amigas de estar a merced de un hombre como aquel…esposada precisamente a una cama????

¿Le parecía ahora gracioso? ¿ le parecía un buen sueño? Bueno…quizás se precipitaba…todo era parte del juego… él quería ponerla a prueba…seguro…la estaba poniendo a prueba…

-Nunca podrás dejarme…ahora me perteneces…

¿Lo había entendido bien? …estaba aturdida… había bebido un poco…la ginebra nunca le acababa sentando del todo bien…perdía el control con facilidad…y él…él le hacía perder el poco control que le quedaba en su cuerpo…jamás se había sentido así.

¿Dónde lo había conocido? ¿Quién era realmente? Los recuerdos se agolpaban en escenas de auto control  desde su más tierna infancia. No hagas esto…no hagas lo otro…controla tus lágrimas, jamás llores en público, no demuestres tu alegría a carcajadas…contrólate… mantén tu espalda erguida, haz ejercicio, el ejercicio te liberará la mente, no repliques, no contestes, no desobedezcas, no confíes, nunca confíes en nadie…sé autosuficiente…control, control…

Al cumplir los treinta  perdió el control…con él…aquella noche…la lluvia era tan intensa que era imposible no dar un solo paso y no quedar empapada…odiaba mojarse, no lo soportaba. Llevaba todo el día con los pies mojados, había tenido un mal día. Era el peor día de su vida…su gato había aparecido muerto en la alfombra de la entrada…hacía días que no aparecía por casa…pero carecía de importancia, Charly era un gato callejero al que había adoptado  o él la había adoptado a ella, porque Charly no  pertenecía a nadie, era un gato grande, majestuoso, entraba y salía de su piso cómo y  cuando quería. A veces aparecía con alguna herida de sus guerras callejeras con los gatos del vecindario y la esperaba en la mesa de la cocina y se dejaba curar…Era independiente igual que ella. Ella le sonreía, le rascaba la cabeza, le daba de comer y beber y Charly se daba por satisfecho.

Control…recogió al gato…lo envolvió en una toalla y lo llevó al veterinario para que ellos se ocuparan de incinerarlo. De repente sintió ira. Una ira asesina. Y unas intensas ganas de llorar. En el trabajo no la entendieron, era sólo un gato…y su tristeza aumentó de sesenta a noventa grados en un segundo. No demuestres tus sentimientos, no hables más de la cuenta, no expliques nada de tu vida a nadie…no te entenderán…no des confianza…

Y perdió el control…con él…jamás no lo había perdido, en treinta años. Jamás se había apartado del camino establecido. Su vida inmaculada. Su vida atormentada encerrada en cajones  bajo llave.


Y él le ofreció un abrazo en blanco y negro. Se fundió. En él. Sin conocerlo. Bajo la lluvia. Empapados los dos. Y la besó. Y sintió que todos los años de auto control desaparecían en un segundo, le temblaron las piernas cuando él rodeó su cuello con sus manos y la atrajo otra vez a sus labios, la besó tan lentamente… como a cámara lenta, había besado a muchos hombres…jamás nadie lo hizo con esa lentitud,  parecía recorrer miles de quilómetros en cinco centímetros de labios…saboreaba su ser, su alma, era un demonio absorbiendo  el último suspiro de raciocinio que le quedaba. El mundo…el mundo la perdió en ese mismo instante y en los siguientes instantes que procedieron al minuto dieciocho.



JUNY 2012

viernes, 19 de julio de 2013

En un rincón del cielo...





Tengo ganas de ser aire
y me respires para siempre
pues no tengo nada que perder

Todo el tiempo estoy pensando en ti
en el brillo del sol, en un rincón del cielo...

Todo el tiempo estoy pensando en ti
en el eco del mar
que retumba en tus ojos de hiel

si te soñé y te soñé y te soñé una vez más




Grupo de rock acústico de México.
Zoé  -  Soñé.

Fantásticos...





jueves, 18 de julio de 2013

Una vida o más de una.


Solo les quedaba una noche, pasarla durmiendo sería desperdiciarla.

Se miraron durante largo rato fijamente, la mirada de ella después de tantos años todavía le intimidaba y a ella cuando él sonreía las piernas le temblaban.

Nadie nunca supo el amor que sentían. Nunca.

A lo largo de los años se encontraron  muy de vez en cuando, cuando era realmente necesario. Cuando el  dolor era insoportable para uno de los dos.

Eran una mitad separada por la vida. Pero habían decidido regalar la otra mitad  a quien los necesitaba de verdad.  Ellos no eran importantes.

Se acercaron muy lentamente, sin dejarse de mirar. Ella le cogió de la mano y empezó a llorar. Él sonrió y la abrazó.

-No sé hasta cuándo tendremos que  ser valientes.

La apretó tan fuerte que él mismo sintió el dolor en sus propios huesos. Hoy necesitaba fundirse en ella. Ya casi no quedaba tiempo.

Y siempre era muy doloroso despedirse.

-No dejes de soñar. Hazlo por mí.

Ella sonrió. Nunca había dejado de soñar. Jamás. Alguien algún día le dijo que los sueños es lo único que tenemos para ser completamente felices. Y es lo único que nadie puede robarte.

Los sueños y el amor. Aunque a veces no sea posible materializarlos.

Y que si eras lo suficientemente valiente podías vivir sólo con eso. Al principio dudó…con el paso de los años la creencia se hizo más y más fuerte. Ya no podía vivir sin lo uno y lo otro.

No podían vivir sin aquella magia que los unía en la distancia.

Nadie nunca supo el amor que sentían. Nunca.

Quizás ni ellos mismos.


martes, 16 de julio de 2013

Déjate de cuentos caperucita.



Cada día me sorprendo. Es inútil creerme más lista ni más estupenda con el paso de los años…sigo igual de burra y cazurra. Sigo con las mismas manías. Sigo con la misma mala leche…bueno no…ahora tengo más y la disimulo mejor…Tengo menos vergüenza eso sí…y menos miedo, eso es un punto a mi favor. Paso de muchas cosas, en eso también he mejorado. Soy poco lista…pero creo que lo disimulo bien. Y sonreír me salva de psicópatas degenerados. Quizás porque mi sonrisa es peor que la de ellos…

Ya no leo los periódicos ni veo las noticias. Siempre hay alguien que me cuenta como está el mundo, aunque realmente ya no me importe, pero así puedo hacer ver que se algo…

Me gusta leer, me alucina, pero leo libros para distraerme no para morirme de pena. Me encanta la música. Cualquiera. Me gusta entender las letras.

No soy nadie. Soy simple y por ser mujer… ¿complicada?…pero eso viene en los genes, no es culpa mía ni de nadie. Soy un poco bruja, pero las brujas somos muy justas (eso lo leí y me lo quedé.) Le pongo frases a todo.

Me sorprendo…eso que ser una super cuarentona tendría que darme galones para no hacerlo…la gente me sorprende cada día…es alucinante…algunas veces para bien, otras para mal. Lo que me entristece es ver que ya no me sorprenda la maldad humana, eso me hace pensar que llevo en la piel un montón de costras y eso me duele un poco.

Pero luego me sorprendo de las cosas buenas que hay a mí alrededor. De que una simple sonrisa  te descoloque. De que haya gente que sienta tanto y que lo exprese tan bien.  De que miles de quilómetros no sean nada para abrazar a alguien de verdad, deseándole lo mejor.  Que alguien pueda arrancarte una sonrisa sin esfuerzo. De que alguien sienta curiosidad…

Me sorprenden cosas fantásticas de este mundo y soy de las que siempre despotrica de él…

Por qué me da por contar todo esto…no sé…¿Por qué me gustan los cuentos? ¿Por qué no dejo de soñar?  ¿Por qué intento creer en la gente? Aún…

Pilar, una amiga, me diría: Déjate de cuentos caperucita… tú eres más lobo que otra cosa…



lunes, 15 de julio de 2013

Peces de colores...





...la gente cree ansiar y perseguir estrellas,

pero termina como peces de colores en una pecera...

                                         (Muriel Barbery)




yo he decidido ser el gato que espera fuera de la pecera
paciente
a la que pueda
y nadie me mire
meto la zarpa 
y me como los peces ...
todos
si puede ser


viernes, 12 de julio de 2013

Cada Emoción Muere Cuando Se Esconde...




Al principio fue la palabra 

Esa energía que guía tu voz si hablas 
Igual que un arma que se activa entre tus labios 
Alejándote del lodo y de ese ahogo solitario 
Somos puzzles incompletos, esqueletos vagando histéricos 
Mientras nuestro silencio se expande y quiere 
Así el afecto muere triste y famélico 
Viendo que nada cambia, que la rabia duerme tras la tráquea 
Siempre anclada en ese miedo que provoca arcadas 
Pensando tanto, diciendo nada 
Sintiendo cada mirada minada por la costumbre 
Seca con la escasez por la sed de deseos que no se cumplen 
Abre tu conciencia y mira en las paredes 
Dirán que puedes ser tú mismo sin fijarte en otros seres 
Y ser viento entre desiertos de cemento 
Sabiendo que quien te rodea ya no te moldea 
Haciendo que todos crean cuando vean que luchas por lo que quieres 
Tú dices, tú haces, tú creces, tú sientes, porque eres... 

Verbo 

La prueba de que existes con un grito eterno 
La voz que nace y te hace atravesar el tiempo 
La esencia que te diferencia y te hace brillar 
El arma, que une metas y recuerdos 

Verbo 

Demasiado cielo para tan pocas alas 
Demasiado tiempo a solas 
Demasiadas balas para esquivarlas todas 
Demasiada oscuridad para moverte 
Demasiada vida para echarla a suertes con la muerte 
Por eso actúa y convierte en cierto lo imposible 
Te atan a acontecimientos pero el pensamiento es libre 
Capaz de liquidar al lado oscuro que te absorbe 
Ese enorme ser deforme que habita entre el caos y el orden 
Que marchita tu interior 
Y lo revuelve entre marmitas de sigilo donde sentimientos hierven 
No, no más silencio si nos queman 
No más ojos hacia el suelo que envenenan 
No más penas de aguas negras en tus venas que ciegan cada mañana 
Tú hablas, tú buscas, tú amas, tú ganas porque tú te llamas 

Verbo 

Sé tu el cambio que quieres ver en el mundo 
Sé ese rayo que cayó y que retumbó en lo más profundo 
Juntos tú y tu voz como una luz incandescente 
Juntos tú y tu voz cuando nadie te defiende 
Cuando el resto no comprende que eres especial 
Y que no caes en la espiral superficial que arrastra a otros 
¿Cuál de aquellos rostros no echará a perder su vida? 
Gírate y mira, tanto se ahogan y no respiran 
Oscilan en precipicios de edificios 
Ven que la inercia y el vicio les dejó tan lejos del edén 
Pero ¿quién tiene la fórmula y desata 
La trémula red de esa tarántula de la que nadie escapa? 
Así que saca de una vez por todas tu pasión, tu furia 
Pasa a la acción arrinconando a la penuria 
Y recuerda que cada emoción muere cuando se esconde 
Tú luchas, tú vuelas, tú sabes, tú puedes 
Tu nombre es la prueba de que existes con un grito eterno 
La voz que nace y te hace atravesar el tiempo 
La esencia que te diferencia y te hace brillar 
El arma que une metas y recuerdos 
Tú tienes el más grande poder que nos fue dado 
La palabra que libera afectos encadenados 
El don de poder ser alguien lejos de un silencio enfermo 
Que te atrapa para hacer de ti su siervo 
Atrévete a cambiar, tu mundo.

NACH-VERBO




miércoles, 10 de julio de 2013

Ira.


Necesito expresar mi ira, ya he llorado de pena, de rabia...pero la ira...que difícil expresarla...es una palabra que utilizo a menudo cuando escribo...porque es un sentimiento que realmente siento; pero que nunca llego a canalizar del todo, porque...
¿destrozo algo?
¿me tiro de los pelos hasta arrancármelos?
¿me doy de cabezazos contra la pared?
¿mato a alguien?.
Esto último se me pasa por la cabeza muchas veces....

¿cómo sería matar a un hijo de puta?
¿se arrepentiría de todo lo que ha hecho mal en su vida?
lo mejor ¿realmente se daría cuenta?
y lo elemental
¿me sentiría yo mejor?

Me sentiría mejor porque un mal bicho ha desaparecido de la tierra. Esto lo tengo claro...
No me sentiría mejor porque estoy segura de que no entendería su propia muerte...ni su familia claro, porque los hijos de puta también tienen familia...
Muchos no entenderéis mi rabia, ni mi desasosiego...realmente no me importa.Cuando no publicaba mis escritos los escribía igual...tengo millones de ellos...a veces prefiero escribir una línea a que me vean llorar.

Ayer atacaron a uno de los perros del refugio, a  Coyote.
Coyote hace nueve años que vive en la protectora, es ciego, por culpa de un traumatismo, o sea que recibió tantos golpes que se quedó ciego de por vida...Ayer, su pata quedó enganchada  en una de las rejas y los otros perros le arrancaron literalmente la pata...una desgracia...

De desgracias, en cualquier sitio encontraremos, está claro...paseémonos por el mundo...el mundo es una mierda. Pero eso, lo sabemos todos.

Mi ira...que no es justo.
No es justo que unos voluntarios hayan de pasar por esto.
Que llegues y te encuentres esa escena, que no hace falta describir, porque nos la imaginamos todos...que hace años que cuidas a esos perros, a todos les tienes un cariño...Me imagino a los tres voluntarios (que conozco) escuchar los aullidos, empezar a correr y encontrarse con aquello...quien no haya entrado en un refugio...quizás no se lo imagina...antes de llegar al recinto y saber en cual pasa algo ...has de abrir y cerrar muchas puertas, no se te pueden mezclar perros, no se te pueden escapar...y luego...dios mío...luego has de sacar al perro herido y llevarlo al veterinario...los animales también entran en estado de shock del miedo...es horrible...Una de las voluntarias se ha pasado la noche vomitando...otra no puede llorar...otra no para de llorar...

Mi ira...contra la sociedad...que permite esto.Los abandonos.

Mi ira...contra todos aquellos que me dicen pobrecito...yo lo adoptaría...pero no puedo...CÁLLATE!!! odio a la gente que va de salvador, soy más bueno que el pan...yo los adoptaría a todos...CÁLLATE.
Cállate si no vas a hacer nada, calla si no tienes intención de hacer algo y CUMPLIRLO. Nadie te obliga a ayudar a nadie, nadie te obliga a opinar...opinar es gratuito pero NO NECESARIO. No te llenes la boca de lo bueno que soy y luego me digas que no puedes...

PIENSA. Antes de hacer algo, de COMPROMETERTE. PIENSA!!! piensa si realmente puedes hacerlo, piensa si estás dispuesto a llegar a un compromiso FACTIBLE.

SI NO...no te preocupes...nadie TE JUZGARÁ, nadie te dirá nada. No hables, no opines, no digas nada....toda la gente que se ha dedicado,se dedica, o de vez en cuando hace algo por los demás, no le importa una mierda si tu ayudas o no.
Son ellos que se levantan los domingos y se van al refugio a limpiar cacas de perro...o se van a un albergue a servir comida a los sin techo...o se van disfrazados de payaso a hacer reír  a niños en un orfanato...
A esta gente no le importa una mierda que tu estés en la playa o en el campo...ni se lo cuestionan...
JAMÁS  se cuestionan lo que hacen los demás.
Porque lo que  hacen, lo hacen porque quieren...nada más.




NADIE TE OBLIGA A TENER UN ANIMAL
PERO ES NUESTRA RESPONSABILIDAD
 INFORMARNOS ANTES DE TOMAR 
CUALQUIER DECISIÓN 
QUE IMPLIQUE OTRAS VIDAS.






Si queréis ayudar a Coyote o simplemente ver como funciona una protectora:


www.facebook.com/amicsdelsanimalsdelanoguera?fref=ts




Coyote nos ha dejado hoy jueves día 11
el dolor era insoportable
Solo siento tristeza.
 No es justo
el mundo no es justo...
Algún día
todo cambiará... 


martes, 9 de julio de 2013

Entender, Querer...



Hay algo que me oprime el corazón… no sé que es… creo que ya no quiero saberlo.

Viviría otra vida por abrazarte. ¿Por qué? No sé… ¿tú lo sabes?

¿Es extraño? ¿Te parece extraño?

Y no necesito más…sólo abrazarte…

De vez en cuando.

¿Por qué?  Tampoco lo sé.
Para sentirnos… ¿por qué?

No entiendo…tampoco me importa entender esto. De verdad. Tampoco entiendo al mundo. Tampoco entiendo la violencia, ni el dolor, ni el maltrato, los abandonos, el sufrimiento…

¿Crees que quiero entender?
Ya no.

Nada es para siempre. Lo sabes ¿no?

Entonces…entender…querer… ¿qué importa?

Lo importante es que solo necesito ponerme de puntillas  para abrazarte.

De vez en cuando.



viernes, 5 de julio de 2013

TODA una Vida...



Ante todo,sobre todo, lo tenía claro: no había perdido nada. Eso tenía que dejarlo claro. Ni había perdido el tiempo, ni su vida, nada de nada. Había tenido la vida que había querido. Entonces… ¿Por qué estaba tan molesto? No. Molesto no era la palabra. La palabra era cabreado. Muy cabreado.  Si. Esa era la palabra.

El problema era como controlar ese cabreo.  El primer impulso fue romper algo, pero odiaba recoger  los destrozos  de su ira. Pensó en tomarse una botella de whisky, pero no era muy dado a beber y luego la resaca iría a su cuenta. Así que tuvo que esperar un buen rato para digerir la situación. Tuvo que esperar dos días.

La carta llegó con la fecha todavía clara en el matasellos…año 1988. El sobre no estaba ni si quiera arrugado. Pero estaba claro, no era ninguna broma. La carta había llegado veinticinco años tarde para todo. Hasta para su entierro.

Le temblaron las manos al desgarrar el sobre. Si. Era su letra. La recordaba perfectamente. No olvidó nunca nada de ella, ni si quiera su pequeña letra. Un buen día ella decidió marcharse. Desapareció. No volvió a verla. Hasta el día de su muerte. Fue una casualidad, vio la esquela en el periódico.

Ahora tenía su carta. Veinticinco años más tarde.

Ella le escribió. Al cabo de unos años.
Jamás dejó de amarlo. Su obsesión por él y a la vez su cobardía de poder perderlo, la hizo marcharse  lejos. No podía quedarse. No podía volver. El dolor era insoportable. Quizás algún día volvieran a encontrarse.

Él  nunca lo supo. Nunca. Jamás la olvidó. Y una parte de él siempre esperó.

No sabía que le dolía más, si la traición de su huida cobarde o saberlo ahora después de veinticinco años. No pudo más que odiarla.

Y de pronto, todo el amor que todavía sentía por ella, a pesar de los años, a pesar de su muerte, todo ese amor murió de golpe con esa carta, en ese mismo instante.



JULIOL 2013



miércoles, 3 de julio de 2013

Sin sentido aparente...

 Graffiti en una calle de  Mataró

(...) La vida es así: monstruosa y sarcástica,
sin sentido aparente.
Y hay que agarrarse a ella tal como es...
llorando, rezando, 
o blasfemando...
mordiéndola...
desgarrándola para encontrarle su secreto. (...)

                                                                             Fernando Schwartz (El Desencuentro)

lunes, 1 de julio de 2013

QUIÉN DECIDE...



Quizás no vale la pena perder el sueño…de hecho, quizás no valga la pena nada de este mundo…quizás no valga la pena vivir…pero…

¿Quién decide que es lo que vale la pena y lo que no? 

¿Quién decide nuestras ilusiones? 
¿Quién decide porque o por quien podemos dejar de dormir?

¿Quién decide , si a caso, llorar o no llorar?

No me dejes ganar…no quiero que claudiques…quiero que sueñes…quiero que desees…quiero que sonrías como lo haces…no pienses en mi…

Quiero que pienses en ti  y que te sientas mejor cada día…

Quiero que te ilusiones.

Quiero vivir tus ilusiones.

Me conformo con eso. Sólo con eso.

¿Los sueños sirven para algo? Los sueños quizás no. Las ilusiones sí.


Para seguir un poco más vivos cada día.



JULIOL 2013