jueves, 31 de diciembre de 2015

Con cada despertar nos enfrentamos a este tormentoso silencio. (London after Midnight- Sacrifice)


               


Tengo ganas de saltar algún vacío en el que al caer los huesos rotos sean otros. 
No los de siempre. Que hayan otras cicatrices en lugares distintos. 
Y que el dolor sea proporcional a la caída.
Estaría bien meter el cuerpo y el alma en un mar inventado de historias surrealistas. Más de las que ya vivo últimamente. Poco creíbles. Para reír o llorar, a ratos. 
Escondida en cualquier balcón a las tres de la madrugada con el frío helándote las plantas de los pies y el corazón. Sintiendo como la brisa se mete dentro de tus ojos y te parte el cerebro en dos. Y no puedes pensar. O quieres dejar de hacerlo. Podría detener el tiempo y helarlo como se hielan las cosas buenas antes de que pasen. 
O podríamos despojarnos de esa piel con la que hemos vivido tantos años y con la que ya no nos sentimos cómodos y vestir otra con la que cubrirnos lo estrictamente necesario.
Estaría bien saltar dentro del espejo como una Alicia disfrazada de irrealidad y correr detrás de rutas imposibles o ideales muertos por la desidia. Nada se asemeja al reflejo que ves detrás de tus ojos. Ni delante de ellos. Ni si quiera estoy triste. Sólo cansada de que este ejército de fantasmas me asalten cada atardecer. De esperar de la vida que haya un final bonito para todo y que el camino como las vías de un tren se terminen en algún lugar mejor. No existen los buenos propósitos, desengáñate. Es de ilusos pensar en unas vistas mejores. 
Pero está bien poder tener un "mini yo" y despojarse lentamente de aristas que entorpecen el trayecto a seguir.








 *Me encanta este vídeo y ella...claro está. Ruby Rose, una chica particular.
 Y la música. Genial.

                  Me hace pensar ... que nunca es oro todo lo que reluce... 

Y que nunca somos lo que parecemos...




domingo, 27 de diciembre de 2015

Cuando cierro los ojos...





Recuerdo cuando sólo eras horas. Cuando todo se limitaba a escuchar y a sonreír. Recuerdo estar sentada en el suelo y pensar que todo era demasiado mágico. Era volar y tocarte. Cuando las frases eran palabras encadenadas de puro sentimiento agazapado como yo misma en aquel rincón tenue. Era sentir el corazón latir a mil. Recuerdo el dulce sonido de tu voz. Cuando todo era sencillo. Era cerrar los ojos y creer saber cómo sabían tus labios. Recuerdo los miles de minutos llenos de tristezas y desesperación de no saber hacia dónde ir, hacía donde tirar. Qué camino seguir. Eran días cálidos porque nos envolvíamos de una esperanza abrumadora que traspasaba cielos. Nunca pensamos que los territorios se juntan. Que existen terremotos y mareas. 
Era un sueño. Cuando los sueños se cumplen siempre hay dos opciones: despertarse y esperar al siguiente sueño o vivir intensamente lo que deseaste sin pensar demasiado.



                        

El amor caza mis depresiones
No puedo soportar estar tan muerto detrás de mis ojos
y me alimenta
brilla sobre mi
Como una criatura masticándome en mi torrente sanguíneo
Así que puedo sentir algo...
Dame tacto
porque lo he estado perdiendo
Estoy soñando con...
extraños
Besándome en la noche
Sólo para poder..
Poder sentir algo
Tu me robaste la distancia
con tus ojos y con tu boca
sólo llévame de vuelta a tu habitación en tu casa
y mírame con las luces apagadas
Para sentir algo
En la noche
cuando nos tocamos en la noche
Porque he estado deseándote.



jueves, 17 de diciembre de 2015

Lidiando...luchando...haciendo el gili...


Hoy he hecho una carta de presentación para un trabajo. 
De hecho todavía no sé donde quiero trabajar, pero lo que sí sé es que debe ser un sitio donde el contacto humano no exista. O que se comuniquen conmigo a través de un ordenador. Empaquetar cosas me parece un buen trabajo u ordenar estanterías. 
Si pudiera ser que no haya ruido. Sobre todo eso. 
Que no se escuche nada absolutamente. Sólo el sonido de mis pisadas y mis conversaciones con mi Mini yo en modo "mute".

Recuerdo mi primer trabajo en una "lencería". Mi madre se puso medio-contenta...ya que no quería estudiar al menos tendría un trabajo "limpio". 
Cuando descubrí la cara oculta de trabajar de "cara al público" me entusiasmaron los 150 metros cuadrados de almacén del primer piso. Me estaba horas allí dentro con un silencio absoluto, ordenando los destrozos y el desorden de años. Entrar ahí era entrar en otro mundo. Miles de cajas y cajas me esperaban para salir a la luz después de años en stand by. Cuando amanecía con esa nube gris en mi cerebro, me pedía ir al almacén. 
Y eso que hace veintiséis años el público era muuuuuucho más amable que ahora. Al menos la gran mayoría. De imbéciles siempre han habido. Y de listas. 

Ahora las mujeres y los hombres se han convertido en burdas y vulgares copias de esos famosos de mierda que no saben ni hablar pero que están en todas partes. 
La crisis no nos ha hecho aprender nada -al contrario- nos ha hecho perder el gusto, las maneras y la educación. Parece ser que como todo el mundo ha tenido que bajar el listón y la pasta escasea para todos, hasta para éste tipo de gente que van de "pij@s". 
La moda de ahora es tienda "mona" o "cutre" con pingos "made in china". Madres e hijas parecen calcomanías con triste diferencia de edad. Que se ha puesto de moda ir como tu hija de quince años...XD!...¿qué les pasa a las mujeres?

Dicen que la calidad no es cara...bueno...que se lo digan a la Presley...sus cuellos altos tan sencillos y finos no son de viscosa, son de seda auténtica. Y no me quiero imaginar lo que valen...Sí. Se puede ir elegante con menos pasta. Seguro. Pero hay que tener clase.

No existen los "duros a cuatro pesetas" como decía mi abuelo. Y es verdad.
Pero nos lo creemos. Lo veo cada día. No es lo mismo comprarse una camiseta de diez euros porque la tienda se va a pique y para salvar el culo lo ha puesto a ese precio...y marcaba setenta...y decir: qué buena prenda me compré y me costó 10 euros!!!. 
-Mekkkkkkk!!! error!!! te costó diez pero marcaba setenta...Eso quiere decir que la tienda pierde dinero porque lo está vendiendo por un valor muyyyy inferior a lo que le costó...
(ah! ¿viste el letrero de liquidación total por cierre???)

Yo siempre pongo el mismo ejemplo cuando me rompen las bolas y debo andarme justificando por los precios de las cosas...aquí podría daros un recital...pero me abstengo porque ya paso.

Mi ejemplo es muy sencillo y fácil de entender...Yo quiero un Audi A3 con todos los extras, metalizado, último modelo...pero claro...lo quiero a precio de Seat Ibiza pelado...
El vendedor de casa Audi me mirará desde arriba y se reirá en mi cara, si es que no me echa a patadas del concesionario...¿verdad?.

Distinguimos lo bueno de lo malo...por eso nuestros ojos siempre van a lo mejor...luego, no tenemos pasta para tantas cosas y en lugar de reconocer cual es nuestro lugar o nuestras prioridades, nos enfadamos y desmerecemos el trabajo de los demás. 

-Cómo se pasan...cómo cargáis las tiendas el género...buaj! ese collar es tan fácil de hacer...no entiendo como puede este jersey valer esto si es tan sencillo...¿qué tiene este bolso para que valga eso???...y bla, bla, bla...

Y yo me pregunto siempre...¿y usted de qué trabaja? ¿le gusta que le reconozcan su trabajo y las horas que emplea en él? ¿Se siente bien pagado? Seguramente no.

Los pequeños diseñadores españoles o artesanos o los que trabajan en pequeñas fábricas tampoco. Deben imaginar, crear, dar forma a lo que imaginaron, realizarlo, encontrar los tejidos, material, etc...y darle vida...¿Podríamos contar las horas y pagarlo? No. 
En muchos casos nada podría pagarse. Luego vienen l@s list@s que copian y dicen que eso es muy "sencillo". Si claro. En esta vida todo es sencillo. 

La gente de este país come cada día, llevan a sus hijos a la escuela, salen a tomar copas, se van al cine...los diseñadores de este país también...pero no así toda la ropa y complementos que llegan de China, donde quien trabajan son niños. Pero bueno...eso también es otra historia que da mucho de qué hablar...como todo.

Nada...que a veces me pone enferma la gente inculta y burra. A ver si encuentro ese cambio de trabajo o me voy a las antípodas a lidiar con algo mejor...
Seguiré soñando con un mundo mejor...


Dios...y ahora viene Navidad...
Que os vaya bien a todos!

Ah!...estaría bien organizarse las horas de compras para no ir a las 8.30h de la noche. Lo digo porque la gente que trabaja de cara al público también, creo, me parece...tiene una familia y ganas de estar con ella... :-)

PD- Estaré en la parra un tiempito más...disculparme...al menos hasta que termine la Navidad. Luego las rebajas...y quizás luego...ya veremos...




martes, 20 de octubre de 2015

Lo peor de la muerte se lo quedan los vivos.


Guetaria (Gipuzkoa)

De las personas siempre te queda algo. De ti me / LES queda tu risa sonora. 
Es muy egoísta decir "me" cuando yo hacía años que no te veía. Y aquí, los que van a sufrir tu ausencia no seré yo, sino ellos. Los que te vivían cada día. Los que te oían reír cada día, los que escuchaban tus gritos enojada, los que te sentían. Cada día.
Yo me quedo con tu sonrisa.

J. me dijo: Deberé aprender a vivir sin ella...y me miró sin poder respirar. Con esos ojos de mujer frágil y dulce, por mucho que su apariencia sea de mujer-jabata. 
Ella...tu mejor amiga desde que eráis pequeñas. Que ahora queda huérfana de tu cariño y tus malos momentos. Que la vida nos gira del revés.
Pero eso tú ya lo sabes, pero ya no estás aquí para sufrirlo. Lo peor de ésto, es esta maldita frase del enunciado que me vengo repitiendo desde hace un mes.Y esos sueños recurrentes donde yo misma moría de una muerte como la tuya...dicen que no existen las casualidades. ¿De verdad que no?

Y ayer yo estaba abrazada a tu mejor amiga, sintiendo cómo se me rompía el alma por absorber su dolor, que no era de la misma intensidad que el mío. Por que yo no te vivía en el día a día. Por que yo no vivía tu realidad cotidiana. 
Pero ella sí. Y todos los tuyos. Era desgarrador.

Porque ese pueblo pequeño y precioso del norte, ayer lloraba con esas gotas minúsculas de lluvia, tu pérdida. 
Como todo esa gente que te vino a despedir en masa, en esa iglesia.
Y yo...preciosa...que soy atea de cabeza  a los pies, se me erizaba la piel con esa misa en euskera y, esos cantos que retumbaban en la capilla. 
Que venir a despedirte y entrar en este pequeño otro mundo que es el tuyo, el vuestro, tan cercano, acogedor y auténtico hace que se te rompa el corazón en mil pedazos.

Que ayer nos dábamos cuenta que la vida es un soplo de aire, el que te faltó. Pero todos seguimos al mismo ritmo a la mañana siguiente por que el rebujo nos empuja.

Que hoy ya es mañana, como tantos mañanas que nos quedan por vivir...sin ti. 
Que el mundo seguirá girando. Pero el giro que le dio a los tuyos no se perderá en toda la vida que les queda a cada uno de ellos. Tú se la partiste por completo y deberán aprender a estar. Y a volver a sonreír sin que nada les oprima el pecho. No les va a ser fácil. 
Pero lo harán. Algún día.

Estoy segura que les queda tu risa sonora que alegraba cualquier momento, entre un millón de cosas más...

Tu risa será eterna.
Tu risa la tendremos siempre.

A ti Ana y a los tuyos

Zure irribarrea betirako izango dugu.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Allá donde vaya


La política no es lo mío. Ya para empezar.
Intento hablar lo mínimo sobre cuestiones de politiqueo, porque las personas no son nada respetuosas con la ideología de los demás, así que siempre evito meterme en conversaciones peliagudas. Con la religión pasa lo mismo.
Con muyyyyy poca gente, se puede mantener un dialogo respetuoso. Sin atacar, sin insultar, sin machacar. Pero viendo el panorama de nuestros propios gobernantes, que todos son unos analfabetos y unos maleducados, que chillan al hablar y que hasta se insultan...poco podemos mantener la compostura los demás.

Hace unos días hablaba con una amiga que tengo americana. Es yankie,yankie.
A ella le flipa España. Como me dice siempre: Sois un topito de mierda en el "mapa mundi", pero qué país alucinante...Y siempre me hace reír.
Esta entrada, de hecho, sería suya, por que repetiré todo lo que me dice siempre.

Sois un país minúsculo con una riqueza cultural que alucinas. Tenéis cuatro lenguas y acentos distintos en cada región que uno visita. Todos igual de lindos y pintorescos. Cada región con su cultura, sus maneras, su comida, sus costumbres. Tan distintos unos de otros que maravilla pensar que estás en el mismo "topo". Tenéis mares y océanos. Unas playas espectaculares. Unos paisajes de infarto. Tenéis montañas verdes impresionantes y nieve para aburrir. Ciudades preciosas.
Las distancias entre cada región no son tan agobiantes como para no poder conocer toda la península cada vez que decidas tomarte unas pequeñas vacaciones.

Tenéis una historia de siglos. Cuando uno os conoce se engancha a vosotros. Tenéis castillos medievales, ruinas romanas, celtas, griegas...Es para envidiaros.

En cambio, vuestros políticos no sé que hacen...por que en lugar de "imponer" el respeto y la tolerancia entre todas las regiones, crean desconfianza, malestar, 
odio e incomprensión. El separatismo lo crean los unos y los otros. Todos.

Es maravilloso saber idiomas y tener amigos en todas partes del mundo. Es fantástico poder tener una conversación decente con personas de distintas formas de pensar, de opuestas ideologías y de nacionalidades diferentes. Sean o no del mismo país.
Poder saber cómo sabe la comida en un lugar o en otro. 
Cómo hablan, se expresan y viven la gente de un lugar.

El mundo está así, por que todos quieren su única y exclusiva "verdad". 
Y no hay una única verdad.
Todos tenemos nuestra historia, nuestras creencias. Aunque no queramos, tenemos una religión con la que crecimos, un idioma, unos abuelos que nos dieron unas raíces con las que, por muy lejos que nos vayamos, tenemos en nuestro interior. 
El sentimiento de "tribu" está en nuestro ADN. Y nos caracteriza.
Y nadie debería arrebatárnoslo. Pero tampoco deberíamos hacerlo nosotros con nadie. 

Que cierto Année.

Yo no puedo olvidar quien soy ni de donde vengo. Catalana de pura cepa. Aprendí el castellano en la escuela. Y también aprendí francés. Mi familia tiene una historia y una manera de vivir.
Como la tiene mi amiga de Sevilla, mi amiga de Zafra, mis amigos del País Vasco, mi amiga de Tarazona, mi amiga de Astorga...tengo amigos en todas partes y cada uno de ellos tiene su historia personal.
Tengo amigos "fachas" y amigos "independentistas". Pero conmigo son respetuosos y yo con ellos.
Todos y cada uno de nosotros estamos de acuerdo que la gente debe decir lo que piensa y por qué lo piensa.Y debe decidir para poder cambiar el mundo.
Siempre desde el dialogo y siempre desde la tolerancia.
Sea cual sea su manera de pensar.

Allá donde me vaya a vivir seré catalana. Por que es verdad que me identifico más con el sentir catalán que con el español. Muchas de mis amistades se sienten mitad y mitad, catalanes y del sitio de donde son sus padres, de donde veranean y de donde son sus primos. ¿Eso es malo? Eso es estupendo. Y nada cambiará eso.
El sentir es de cada uno. Y es imposible ir en contra.

Como dice mi amiga "yankie" es una lástima que nuestros políticos lo hagan tan mal todo...y hayan radicalizado de esta manera a un país.  A unos y otros.
No debemos olvidar que las culpas siempre son compartidas.

Los comentarios y las actitudes maleducadas sobran.
Y que la intolerancia de unos y de otros me sobrepasa.



domingo, 27 de septiembre de 2015

I was feeling sad


No me desprendo de esta segunda piel llamada tristeza, que llevo ya impregnada desde hace meses. Yo misma me voy repitiendo que es casi un delito sentirse así. Rectifico, casi no...es, un delito.
Pero cuesta muchísimo ir contra el ánimo. Me levanto y me digo en plan secta: nena, sonríe, hoy vas a hacer un montón de trabajo y se van a arreglar unas cuantas cosas.
Pero al paso de las horas vuelven esas nubes negras que poblan mi cabeza y no dan tregua alguna para respirar. Y me sigo diciendo que no es justo que ande de esta manera cuando a mi alrededor se desangra el mundo.
Pero está claro que todos vemos sólo nuestros problemas y nuestras miserias.

Vago con la mirada anclada en algún lugar y miro con odio a la humanidad. He llegado al punto que no puedo con la vida. Esos seres imperfectos y desastrosos que somos las personas. Que sólo miramos nuestro ombligo. Estoy triste y no debería.

Vuelvo a repetirme una y otra vez que el mundo es el que es y que nadie ni nada logrará cambiarlo.
Una colega decía el otro día que nuestra civilización había llegado ya al punto de la destrucción, como pasó con los egipcios o los romanos. Civilizaciones poderosas que cayeron y nada pudo salvarlos. Y que nosotros ya entramos en la espiral de la autodestrucción. Que agonía de pesimismo.

Pero cuando te paras a mirar. Un segundo simplemente, puedes ver...y cuando envuelvo mi ser al desvarío de lo animal, huelo el aire con mi trufa ancestral y percibo el declive. Entonces es cuando quiero encerrarme de nuevo en mi bosque particular y no salir jamás.






lunes, 14 de septiembre de 2015

¿Antes me afectaban los lunes? o ¿Siempre me afectaron los domingos?




Estoy tan cansada hoy...parece que este fin de semana se multiplicó por tres. Odio los fines de semana. Y eso que siempre trabajo los sábados. Pero éste pasado, tuve fiesta...maldita fiesta inoportuna que hizo que mi vida se complicara mucho más de la cuenta. Aunque sin respirar digo que la culpa es todita mía, que soy amante de las causas perdidas, de las estrellas fugaces que no se caen, de los terremotos interrumpidos, de las mareas que se quedan a medias y no se llevan los cadáveres asesinados por descuidados. Que sería más fácil trabajar veinte horas seguidas que llevar el ritmo de no saber decir que no a nada. Y correr de un lado para otro y pensar que llegas a medio gas o te quemas achicharrada como croqueta en sartén de casa ajena. 

jueves, 10 de septiembre de 2015

Criticando a los que critican.


¿En todas las ciudades a de haber un Sheriff? En la calle donde trabajo tenemos uno. 
Es el Sheriff de la calle de las tiendas de una mierda de ciudad (perdonad los autóctonos, si os ofenden mis palabras). Porque la ciudad donde trabajo deja mucho que desear. Pero lo que son las cosas, siempre hay alguien que se cree más que el alcalde.  Aquí es el "cocinillas" y su séquito.

A ver...os aclaro. Como toda ciudad, divida por diferentes ejes comerciales, se tienen distintas maneras de hacer y actuar. Para los que no tenéis ni idea, es alucinante la diferencia que hay entre una calle y otra en una ciudad pequeña. A parte de las envidias, estupideces y rifi-rafes.  No quiero pensar qué debe ser Barcelona capital. Pues "mi" calle es genial.

Lo que os decía, tenemos un Sheriff que lo apodamos el "Cocinillas". Señor que ronda los sesenta, vestido como uno de treinta y súper repeinao. Su manera de colocarse la bufanda (siempre a juego con los pantalones) es impecable. Entra en los sitios con ese aire de "me duele la cara de ser tan guapo" (como la canción) y habla de cuando era "disc jockey"...que furor el hombre. Te mira por encima del hombro y si no estás a su altura, evidentemente ni muerto va a saludarte. Si eres mujer debes reírle las gracias e ir con minifalda.  
 Como todo buen Sheriff tiene su séquito*, en este caso dos sequaces "el Pelopolla" y el "Chiquito". Unos buenos personajes. 
En sus buenos tiempos el "Pelopolla" un maleducado donde los haya, debió generar bastante pasta con sus dos o tres tiendas multimarca (le queda una tienda). Ahora, evidentemente se come los mocos (como todos), pero deja siempre las llaves del audi allí donde va y habla en voces en el bar de que juega al golf y se va a esquiar a tal o cual sitio. Feo de cojones, pero eso sí, vestido de marca de cabo a rabo. Éste es la mano derecha del Sheriff. 
Siempre en la calle, al lado de sus tiendas hablando y criticando al personal.

"Chiquito" es el más "oscuro"... Siempre con las manos en los bolsillos y mirando como de reojo. Te mira y no te mira. Dicen que un día aparecerá muerto en un container por los trapicheos que tiene. Un flaco también vestido de marca, con poco vocabulario  y una chulería sobrehumana.Un mafias analfabeto.


A la calle ha llegado una nueva tienda. Grande y espectacular. Se han gastado tanta pasta reformando el local que da miedo. El Sheriff y sus secuaces fueron los tres en tropel a curiosear. Se rieron con la dependienta, una morenaza guapa y cambiaron impresiones con el dueño.
Con "malas artes" seguramente le sacaron al pobre muchacho todo lo que pudieron de su vida. Supongo que tampoco está a su altura, porque ahora pasan por su lado y no le saludan. Bueno, como hacen con media calle. El chico ha pasado a ser de "nuestro bando" y se flipa con semejante actitud. Se ve que si no eres/eras un "nuevo rico" venido a menos, aunque debas disimularlo...no entras en el grupo de los elegidos a saludarte. 

Y yo me pregunto...¿te cambia la vida  pensar que eres más que los demás? ¿comes más? ¿follas más? ¿te bajan los impuestos? ¿Hacienda te hace la ola cuando vas a pagar?

Ellos se ríen de los pobres "mortales" cuando te ven pasar. Y yo me sonrío porque siempre me ha generado mucha curiosidad las personas que aparentan. Me gustaría poder preguntarles qué sienten comportándose así. Si realmente experimentan algo distinto a mi. 
Supongo que sí. Si no, dudo que se comportaran de esta manera. 

Podría enumerar a más de éstos personajes...pero por hoy es suficiente...cada calle, cada lugar, tiene sus cosas y su gente...

Y todos nos criticamos mutuamente. Cosas de la vida...

Me gustaría saber...qué piensan de mi socia, de mi y de nuestra tienda....Mmmmm....que miedito....



PD-*No nos costó mucho encontrar "apodos"...eh! A.
Te dedico la entrada a ti.
Que te echo en falta cada día a la mañana cuando me vengo a trabajar. Tu sonrisa, tu energía, tu vitalidad. Hay personas con estilo y otras que jamás llegarán a nada.
La sencillez y el saber estar, a veces creo, que sólo es para elegidos...




miércoles, 29 de julio de 2015

Niebla, simplemente.





La apatía la volvía loca. El desánimo era un depredador voraz que la agarraba de vez en cuando y no la soltaba hasta despedazarla, simplemente.
La vida desfilaba delante de sus ojos de zombie por unas cuantas semanas o meses. Luego la niebla de su cerebro se disolvía lentamente, dejando en ella surcos amargos de irrealidad.
Mientras, todo se volvía gris.
Las sonrisas eran amargas, los abrazos inertes, los besos con sabor a desdén.
Todo se derrumbaba con la impasibilidad de miles de  horas tediosas.

Entretanto ahí fuera hay vida de un color que no llega a adivinar.
La niebla la cubre completamente de un efecto daltónico que no le permite distinguir la realidad. Lucha implacable contra ese enemigo oscuro que teje con su hilo, un manto sombrío de desidia hacia el mundo exterior. Sería tan fácil abandonarse a la pereza del desánimo. Los brazos son largos, amorosos y se deslizan con dedos rápidos buscando tus flancos suaves y abiertos al sueño eterno.
Si te dejas caer, entras en una catarsis donde tu otro yo, puede flotar en un mar imaginario de emociones ininteligibles, pero eficaces para el desinterés.

Déjate llevar! grita la niebla. Piérdete en mi vida gris y olvida el color que das con indulgencia a tu mundo sencillo  y deja ese histrionismo animal con el que te cubres todas las mañanas para sobrevivir. Cualquier rincón opaco es mejor que ese perecedero lugar con el que te envuelves de sonrisas falsas.
Y durante un tiempo paradójicamente me regocijo del dolor de ver el mundo sin el prisma de color.Teñido siempre de esa niebla gris insólita y sorprendente para algunos.

Es parte de ella. De su irreal ser, el que confabula durante algún período contra la serenidad oscilante de la cotidianidad mundana. El que se divierte convirtiendo su mente en cenizas.


jueves, 23 de julio de 2015

Mais si tu lis entre les lignes, on n'oublie jamais rien on vit avec...



Graffiti en una calle de Girona.



...¿de qué necesitamos desprendernos
y hacia qué necesitamos seguir avanzando?...





Date cuenta que en mis canciones hay
todo lo que no tuve tiempo de decirte.

encontrarás

Mis heridas y mis debilidades
Esas que sólo reconozco
en voz baja.




martes, 21 de julio de 2015

País de hipócritas hijos de puta.





Dicen que no debemos insultar al prójimo. Ni insultarle, ni matarlo, claro.
Que con los insultos se ponen más de culo, te llaman radical, maleducada, de crítica feroz, poco inteligente, activista, terrorista, separatista (ahora pondría un icono de watssap...ese con los ojos abiertos o con la boca así a rayitas)...pero eso sí...desde el nivelazo. Y desde el tópico/típico de que las cosas deben arreglarse con buenas maneras. Y que hablando se entiende la gente...

Pero vaya, a mi me entran unas ganas desquiciantes de insultar a todo bicho viviente. Mi palabra preferida es cagarme en mi puta vida y en los hijos de puta que habitan esta mierda de planeta llamado tierra. Y que Maman es una "niña" a la que sus padres educaron bastante bien y que he seguido la línea recta siempre. Pero es que hay veces que la peña me toca los cojones. Y cuando primero te salta a la yugular un gilipollas y luego otro y luego otro...pues como que la paciencia de mujer tranquila, apacible y sobre todo educada se diluyen lentamente por el desagüe. 

Quizás el calor sofocante nos trastoca a todos, a mi en especial. Que no soporto el verano desde que era adolescente y ahora que ya soy cuarentona y ya me sudan hasta las pestañas no canalizo bien la mala leche que me entra. Ya dije que aguanto y aguanto...y luego me desbordo como la coca cola en lata. 

Es que llevo unas semanas que no puedo ver las noticias (ya no las miraba:QUIERO SER UNA PUTA INCULTA!!!!!!!) total...para ver ¿qué?  Hijos de puta matando a alguien...hijos de puta matando perros...hijos de puta matando toros...hijos de puta matando niños...

¿Me llamarán radical por llamarle hijos de puta a los que matan a su hijo? Y llamar hijos de puta a esos putos gobernantes que prefieren que unos enfermos tengan hijos, no puedan mantenerlos, no tengan la capacidad para cuidar un bebé ni a un simple escarabajo,pero que sobre todo no aborten, por Dios! tranquilos ya encontraremos el niño en el container de la basura o con múltiples fracturas y luego se lo quedaran los servicios sociales y ala! otro niño en una institución abandonado a su suerte. Iros a la mierda!!!
País de hipócritas hijos de puta.
Que todos somos muy buenos para escribir de todo (incluida yo,claro está). Pero como es mi blog y hasta que google no me censure mi mierda, puedo escupir todo lo que me salga de los cojones. Que estoy harta de ser educada, estoy harta de intenta "dialogar", que estoy harta de callarme o hacerme la loca. O lo que es peor...de "hacer ver" que no entiendo, de hacerme la tonta.

Que como ya dije una vez, el diccionario español tiene tantos adjetivos "guais" para insultar que para eso están ¿no? y hasta podría añadir unos cuantos adjetivos argentinos, italianos...etc,etc...que me sé unos cuantos más!!! 

¿Qué me desbordó? Un poco de todo. Este verano está siendo complicado y tenemos que callarnos. Que me jode la hipocresía. Que me jode la gente. Que me joden los que están en el sofá o delante del ordenador y se dedican a hablar de "demagogia". Que mona esta palabra...me la he aprendido de memoria. La sabe todo el mundo y todo el mundo la utiliza sea universitario o perro flauta.
Que me joden los hijos de puta que se sientan a mirar cómo gira el mundo, todo lo que pasa en él y no muevan un dedo por nada, porque nada puede hacerse ¿verdad?. 
Pero que luego le dan al like del puto facebook (que por suerte yo no tengo) o cuelgan una frase "inteligente" en el puto twitter (que tampoco tengo) o tienen blog (ahí alzo la mano y soy culpable en primer grado, de insultos propios y ajenos al mundo terrestre). 
O que te miren con cara de..."yo no puedo...o te cosan con excusas.

Pero que siguen sin hacer nada por cambiar nada de nada. Y cuando les cuentas histérica a alguien lo que te pasó o te ha pasado en medio de la puta carretera o cualquier otra historia para no dormir (animal o humana, especifico para los que me tachan de animalista sola y amargada...los que no me conocen...o sea los de la red o gente ajena a mi) te miren y te contesten: sí!! claro, yo también lo haría!!!!!!!
Tu puta madre lo harías!!!! por eso, por ejemplo, ese perro ha estado cuatro días ahí metido en el maletero de un coche agonizando y nadie ha oído sus lamentos. Nadie ha sido capaz de agarrar una puta piedra, destrozar una ventana y abrir el puto coche. No me jodan...¿cuatro días para llamar a la poli? 
Y esos perros que tiran con una piedra al cuello al río...¿nadie ve nada? o los que arrastran con el coche hasta que mueren...¿nadie? 
Y tener que ir a "robar" unos perros atados a pleno sol en un puto solar sin agua ni comida durante días y semanas...¿que tengo que esperar a que Seprona haga su trabajo? 

Ok. Les importa una mierda los perros. Ya...¿cuanta gente muere en un accidente de tráfico porque un puto perro se les cruzó? Ese puto perro de mierda era de una familia o de un puto cazador que lo ha abandonado a su suerte. 
Y esa mierda de perro ha matado a una familia. O ha matado a una persona. Y esa persona tenía una familia que ahora está destrozada. 
Y nadie hace nada. Pero todos criticamos. Pero todos miramos hacia otro lado.
Porque es mejor mirar hacia otro lado y cerrar los ojos.

Y esa mujer que grita cada día o esos niños que lloran y que en su casa los maltratan. Y nadie hace nada. Y los ves cada día en la calle o en el ascensor. Es fácil adivinar una cara triste. Pero es mejor llenarse la boca de demagogia.
Y por Dios...no insultemos a nadie...que queda poco bonito y no hace señora ni digno.
Pues perdonad colegas...hoy me cago en mi puta vida, en mi misma, en mi propia familia, y en la puta que parió a los hijos de puta que hay por ahí sueltos. 

Y que no se merecen ni respeto, ni dialogo, ni compasión.Al menos el mío. 

Que no solo se merecen que los insulten, si no que les peguen un tiro entre ceja y ceja.  

Un "pequeño" ejemplo:





miércoles, 15 de julio de 2015

Rendición.



Imaginó tantas veces el encuentro que llegó el momento de dejar de hacerlo. 
Las pestañas largas y negras cerraron sus ojos y sus premoniciones de éxtasis absoluto.
Nunca pensó en nada que saliera mal. Ni si quiera pensó que no le gustaría lo suficiente como le gustaba oírle al otro lado del celular.

Al contrario, siempre imaginó deslizándose escandalosamente por el deseo de sus manos. Imaginó frases, posturas y gemidos escondidos durante siglos.
Fantaseaba.
A falta de minutos de encontrarse liberó la mente y decidió relajar el cuerpo. Nada volvería a ser igual a partir de aquel momento le decía una vocecita en su interior. Deseaba no imaginar nada que no pudiera suceder de verdad.
-¿Razón o Emoción? como él solía decir.
-¿Por qué no la suma de los dos amor? pensó para si. Y oía el palpitar de su cuerpo acercarse lentamente al lugar acordado.
Se recordó de niña.


Nada nunca era lo suficientemente interesante como su mente, dispuesta a nadar en mundos paralelos, donde el mundo era más auténtico y los sentimientos más intensos.
No distaba mucho de su realidad cotidiana, donde continuaba nadando en un mar de sueños demasiado apasionados para una vida gloriosamente decepcionante.
Menos cuando él la encontró y entró de puntillas en su quietud mundana.
Se coló en su mente y transformó paciente su cuerpo.
La sonrisa inundó sus ojos y sus ojos traspasaron su ser.
En ese momento se rindió al futuro deseado.


jueves, 9 de julio de 2015

Bailando con la Muerte. Recuerdos.





Tenía cinco o seis años. Recuerdo perfectamente en qué casa era. Vivíamos en Girona.
Me sentaba en el suelo del comedor con las piernas flexionadas en cruz y me quedaba embobada mirando la televisión en blanco y negro. 
Eran tardes de verano.

Mi madre trasteaba limpiando la casa. Y de vez en cuando me miraba desde la puerta.
-¿Qué miras cielo con ese interés?
-La tele.
-Ya veo...
Siempre he sido de poner atención a todo. Seguramente tenía los codos apoyados en mis piernas y las manos bajo mi mandíbula aguantándome la cabeza. Hay cosas que no cambian. Como sentarme en el suelo. Cruzar las piernas. Mirar al tendido y pasarme horas pensando. Intentando comprender las cosas que suceden.

Los recuerdos son extraños. Aparecen un buen día sin más. 

Mi madre al final se acercó y miró hacia el televisor.
-¿Te gustan?
-Mmmm
-¿Por qué te gustan? 
Estoy convencida que seguí mirando a la pantalla sin mirarla a ella.
-Son bonitos.
-Si Judit, lo son.
-Me gustaría tocar su piel. Pero sudan mucho mami...
-Ah,si? ¿cómo sabes que sudan?
-Jolin...fíjate...brillan...-y sé que la miré como diciendo...Aay! que ver...

Mi madre me miró con ternura y pena. Entonces no entendí su mirada. Hoy recordando la situación, la vuelvo a ver.
-No reina...eso no es sudor...es sangre.
Seguro que fruncí el ceño. 
-Es sangre -repitió.
Me imagino a mi misma mirando otra vez atentamente la pantalla e intentando procesar las palabras de mi madre. 
Cambié el sudor por sangre. 
Ese líquido viscoso, rojo como los polos de fresa que nos hacía ella.
O cuando me corté un día el pie y empecé a sangrar. 

Tardé unos minutos. El choque visual fue brutal. En blanco y negro.
Me quedé mirando el televisor y a ese señor vestido tan gracioso . Con esos movimientos casi de baile. Y ese animal majestuoso, gigantesco, delante suyo. 
Los dos danzando al unísono. Danzando con la muerte.

-¿Estás bé petita

Asentí con la cabeza.
Y arranqué a llorar. Me pasé media tarde llorando.
Era una niña de muy pocas lágrimas. 

Sentí un dolor punzante en el estómago. Vi sangre en la arena. Vi sangre en su hocico. 
Vi sangre en el hombrecillo. Vi sangre en el caballo.
Vi litros de sangre en todas partes.
La sangre chorreaba de su lomo, de las heridas...brillante y oscura. Pegajosa.

Luego observé a ese animal  majestuoso, caer de rodillas delante de ese ser pequeño que levantaba los brazos con su gorrito en mano y hacía un gesto de victoria al público y de nuevo se giraba prepotente y miraba de cerca su triunfo.

Algo se rompió en mi aquella tarde.

Luego, por desgracia, la vida te muestra que puede hacerlo muchas más veces. En cada una de ellas me alzo más convencida que el ser humano es despreciable. 

Y con la edad me doy cuenta de su necedad. 

Ahora comprendo algo que antes no entendía, hay personas que se han quedado con la imagen en blanco y negro del sudor de ese animal.






Me gustaría alguna vez poder dialogar con alguien sincero. Alguien que no se acobarde de ir en contra de "unos cuantos...".Alguien que me diga:
Sí Maman Bohème soy taurino o simpatizante con estas fiestas. Me gustan los toros.
Sé perfectamente que se les inflige dolor, sé que sufren. 
Pero aún así soy capaz de abstraer mi mente a ese hecho y disfrutar del espectáculo.
No siento vergüenza ni me escudo detrás de palabrería barata, ni me víctimizo con los insultos con los que a veces he de lidiar por personas que no me comprenden. 
No ataco a los que me atacan porque soy libre de que me guste algo que "todavía" no está prohibido.
Y me gusta porque...y me explique.
Yo asentiré con la cabeza. Ni voy a intentar cambiar su manera de pensar, ni darle argumentos, ni nada. Ya me dijo lo más importante. 

Todas las personas con las que he hablado a las que les gusta cualquier fiesta relacionada con los toros, todas se justifican y atacan. 
Nadie nunca ha querido, ni quiere reconocer algo obvio. Que el animal sufre. 
El toro está criado para eso. Vive de puta madre toda su vida. No siente dolor. Está hecho para ésto...etc,etc,etc.

Señores. Sean dignos, sean valientes. Odio a los cobardes. 

El toro es un mamífero artiodáctilo, de la familia de los bóvidos, dejen de joder.
Tienen un sistema nervioso igual al nuestro y responden psicológicamente como nosotros.

Sean consecuentes con lo que les gusta. Y no se ofendan porque hay gente que no puedan entenderles. Con un par. 




lunes, 6 de julio de 2015

Directo al corazón: El Respeto a la Vida.




Yo que últimamente ya no estoy muy fina que digamos...me leo la entrada de Sbm, de las que soy asidua. Tengo poco tiempo, bueno...no sé qué hago con ese tiempo, pero lo pierdo literalmente...
Llego a su blog desde el movil por eso del tiempo, repito. Me leo y releo su entrada de cabeza...y me va directa al corazón. 

Y yo sí...he visto el vídeo Sbm. No está repleto de imágenes horribles ni brutales.0 sí...pero mi sensibilidad la dejo en el armario de los monstruos....Sólo habla Frank, un hombre del que no he visto nunca ningún programa suyo, porque jamás veo ningún tipo de programa donde salgan animales.Ninguno. 
Habla él y de vez en cuando pone tres segundos de distintos vídeos, donde no hace falta más tiempo para "entender". Ni para que te salten las lágrimas.

Me quito el sombrero ante este hombre que habla desde la cabeza. Intentando hacer comprender a ésta panda de seres imbéciles que somos los humanos, que todo, TODO, tiene un antes y un después.   Que deberíamos hacernos preguntas. 
Un montón de preguntas. 
Sobre todo el COMO...¿Cómo tratan a esos animales? ¿Cómo viven? ¿Cómo los traen para acá? ¿Cómo los entrenan? El QUÉ...¿Qué pasa cuando ya no sirven? ¿Qué pasa cuando se hacen viejos, o cuando no son lo suficientemente buenos?...
Es lo mismo que cuando pregunto a la gente si se preguntan de donde proceden esos cachorros tan monos que vemos en las tiendas o qué hacen con ellos cuando ya han crecido demasiado...¿Te lo preguntas?...pues por favor...hazlo.

Hago esta entrada porque Sbm me tocó el corazón y porqué como Frank estoy harta de ver como hay gente que se rompe los cuernos, gasta su energía y su vida para luchar contra el maltrato de animales. De ir contra la sociedad, de que los llamen frikys, de que tengas que oírte que en lugar de salvar perros, salves niños...por Dios...¿que tiene que ver una cosa con la otra?...
No miremos hacia otro lugar cuando el problema lo creamos permitiendo programas de televisión, zoos, espectáculos con animales, etc, etc...sin intentar SABER qué ocurre detrás de ese bicho tan mono y qué tipo de vida tiene...para que nosotros nos podamos reír diez minutos o podamos llevar a los niños a "ver" animalitos...

Y quizás Sbm me va a matar...pero leyéndole a él, es como oírme hablar a mi...así que voy a poner en mi blog su entrada enterita...porque no creo que yo lo hubiera escrito mejor. 

Tú sí que te has superado Sbm. (y creo que puedes intuir que yo jamás hago la pelota a nadie)




ROMPIENDO ALMAS.
DEL BLOG DE SBM. Entrada escrita por él.
http://sobremorir.blogspot.com.es/

Hay expresiones tan duras y demoledoras que, si se analizan en algunos contextos, son capaces de producirte insomnio. Al menos, a mí, aunque me enfundo el traje de Sibemol y parece que no tengo sensibilidad. Pero lo cierto es que la tengo.

El ser humano, como especie, es lo más rastrero, sinvergüenza, zafio, canalla, mezquino y desalmado de todos los seres que habitan el planeta. De manera individual, no todos somos así. Yo distingo entre tres categorías:

1-Una mayoría que, efectivamente, es así. Toreros, cazadores, domadores, gentuza repugnante que vive de las peleas de perros, gallos y espectáculos de animales (por llamarlos de alguna manera), como circos y zoológicos. Se les pueden sumar personas que tienen animales en casa. Por ejemplo, los gañanes que encierran entre barrotes a pajaritos, en peceras a peces, en jaulas a serpientes, reptiles, anfibios y arácnidos. Y todos aquellos que asisten a los espectáculos, incluso a través de la pantalla de televisión. También podemos sumar a los malnacidos que abandonan cientos de miles de animales cada año en las carreteras y en los montes. Hablamos de millones de personas sólo en esta circunscripción llamada España. Y es que el mercado de animales es legal.

2- a) Personas que nada tienen que ver con lo expuesto en el punto 1. Son aquéllas que inconscientemente no se inmutan, porque ni siquiera se paran a pensarlo. Consumen fútbol, viven del aire, no lo consideran un problema o tienen otras sensibilidades como ponerse ciego de cerveza.

b) Personas que conscientemente no colman su egoísmo comprando animales como complemento mismos, personas a las que les da pena lo expuesto en el punto 1, gente que no sabe cómo luchar contra esto, que de alguna manera se lavan las manos, que piensan que lo tienen que solucionar los políticos.

c) Personas que se posicionan en contra del punto 1 claramente.

3-Por último, una minoría casi imperceptible de personas que ni siquiera comen carne porque conocen el maltrato que existe en los mataderos. Los hay que lo hacen como moda o etiqueta, como algún caso que conozco, y los que lo llevan a rajatabla.

Por eso pienso que el ser humano es ASQUEROSO.

Yo soy asqueroso, porque soy ser humano. Lógicamente, tengo mi parte de culpa. En mi favor (pequeño favor) diré que tengo cierta sensibilidad en todo lo que se refiere a los animales, porque me jode que para grabar Flipper (esa película del delfín azul y sonriente), se tuviera que utilizar a cinco delfines diferentes y que el delfín principal muriese de agotamiento. También me da escalofríos que para el gran éxito español “Blancanieves”, que no he tenido el “placer” de ver —ni lo tendré—se haya maltratado a un montón de novillos, algunos de los cuales se sacrificaron en la misma plaza. Me jode también que para rodar “el cerdito valiente” se tuviese que sacrificar a 48 cerditos que engordaban demasiado rápido; o que para grabar la película del gato Chatrán se tuvieran que utilizar 65 gatos porque iban muriendo durante el rodaje.

Y no soporto, de manera literal, las imágenes que ha subido Frank Cuesta a la red, dirigiéndose a Christian Gálvez (ese ser humano afable de sonrisa perenne). Lo he intentado, pero he llegado a la parte de la osa y su osezno y se me ha roto el alma, y no he podido seguir.

Para mí, que soy un don nadie y un mierda, Christian Gálvez, igual que Ramón García, o Finiquito de Córdoba, están en una página mental, junto a otros cientos de famosetes más, y ahí seguirá salvo que recule, pero lo dudo, hay dinero de por medio. Si no existiera negocio, los animales no sufrirían tanto.


Si tenéis valor, mirad este vídeo. Yo fui incapaz. Mi enhorabuena a Frank Cuesta, que se ha mojado.




viernes, 15 de mayo de 2015

Entre dos mundos.




Su mundo se volvió de oscuridad en esas horas previas a acercarse a ese cielo azul 
que siempre la emocionaba al despertarse cada mañana. 
Con esa alegría que la caracterizaba y 
 risueña amanecía fastidiando a sus congéneres.
Cerró los ojos para no llorar, nadie diría que no luchó encarnizadamente contra su 
destino y bebió de su propio miedo junto al pánico de ver su sangre empaparla.

La tarde se desvaneció como todos esos sueños que latían como su corazón
al verle salir de clase con esa sonrisa y ese jersey que le quedaba tan mal
en ese cuerpo delgado y desgarbado, pero que a ella le emocionaba contemplar.
Las preguntas de él mientras la miraba fijamente 
o cuando la rozaba con el dorso de la mano, 
como si nada pasara, cuando a los dos se les electrizaban hasta
 las pestañas con ese simple y estúpido contacto.

Y ahora sentía la piel lacerarse. 
 El dolor  todavía no había cobrado la forma del monstruo 
que estaba a punto de asaltarla,
porque no quería racionalizar algo que no podía entender.
Algo que ocurría en mundos de pesadilla
que no pertenecían al suyo.

El manto de la nada se acercaba a pasos gigantescos,
 cubría su vida y sus recuerdos 
que se apagaban poco a poco o quizás demasiado rápido,
 para empezar a cubrir un futuro
que dejó de existir en esa esquina de vuelta a casa.

Lo conocido se tornó del color del horror 
y lo desconocido se materializó
en secuencias atroces, mientras
su vida se marchaba
sin saber bien
a qué mundo perteneció en realidad.

Al de la luz o al de la oscuridad.
   

martes, 28 de abril de 2015

Pregúntame...




Debe ser la primavera....
...que la sangre altera





Se me ocurren más cosas...
sobre todo relacionadas con el vocabulario explícito que tiene 
la lengua castellana en cuanto adjetivos descalificativos y soeces.
O en cuánto a insultos varios 
acordándose de todos los santos y madres ajenas
Pero prefiero dejarlo en un intento.
Nada...sólo para decir algo...
descargarme
y quedarme tan pancha...



martes, 14 de abril de 2015

Y...¿por qué no?



Erika Khun (Ilustradora)


Pero nadie abandona una vida construida con tanto esfuerzo
para intentar algo más grande, ¿verdad ?                      


Párrafo robado de un blog que me encanta.
De la entrada "La chica triste" de Beauseant, del blog:





Hacer equilibrios.
No caer.
Empezar miles de cosas nuevas. No acabar muchas de antiguas. 
Decidir.
Apechugar.

Calzarse unas zapatillas deportivas y tirarse al vacío.
Tirarse al vacío con un paracaídas.
Volar con las alas plegadas y nadar con la boca abierta.



No puedo ser distinta a lo que soy. No puedo ser más egoísta. Ni más mala, aunque supongo que a veces sin querer, con nuestras decisiones, llegamos a ser malos para alguien, hacer putadas, a ser intolerantes, a no perdonar...No lo sé. Sé, que llegado a ese punto negro, una parte de mi cerebro se quiebra y ya nadie a mi parecer es poseedor de la verdad. Ni si quiera yo. No quiero tener la razón. Simplemente quiero vivir tranquila. No quiero nada que me estorbe el fino equilibrio donde ahora ando. 
No quiero dejar de tener sonrisas para las buenas personas. O los pasantes. O hasta para los desconocidos. Porque una sonrisa te da los buenos días. 
Una sonrisa todo lo puede.  
Recuerdo algo que tomé prestado de ti, Badgiven. Una amiga siempre escondida entre las sombras. Incondicional. Demasiado diría yo. Porque en cada sacudida que te/nos da la vida, algo en ella muere un poquito más. Pero se mantiene estoica y luchadora con su sonrisa espectacular.
Yo ya no soy incondicional. Ni si quiera con los míos. 
Ella dice algo muyyyy  inteligente, " júntate con gente que te sume nunca que te reste." Y cuánta razón tiene. Porque voy aprendiendo que debemos rodearnos sólo de personas así.  
A veces nos creamos problemas donde no los hay. Y cargamos con más culpas de las que tenemos.Yo siempre me siento culpable. Por no hacer más, por lo que pude hacer, por lo que no hice, por lo que no haré, por lo que no quiero hacer.


Nada. 
Que sigo con mis equilibrios. Que continúo como una loca intentando zafarme de las estupideces. Que quiero otra vida. No hace faltan lujos. Hace falta paz para llevar a cabo infinidad de proyectos.
Y...¿por qué no? Saltar al vacío. 
Esperando que la red no se rompa cuando llegues abajo.
O que haya red. 
????¿¿¿¿¿?????


miércoles, 8 de abril de 2015

¿Qué veneno tomas?



Me sorprendo últimamente inusualmente calmada. Tras primeras reacciones, que ni si quiera son de rabia, sino quizás un poco de tristeza o remordimientos estúpidos que no sirven para nada y menos según que para qué personajes, ni para pasajes de esta vida. A veces, sólo me inunda la pena. 
O me dejo arrastrar según qué días por la melancolía. 
Esta primavera a parte de resfriados varios y alergias nuevas que me dan la bienvenida, paso de que se me lleve por delante esa rabia contenida que tenía años a...y que hacía que tuviera contracturas severas o gastritis galopantes. 
Hace muchos años decidí alejarme de todo aquello que me hiciera "demasiado mal" aunque con ello egoístamente tuviera que abandonar según qué y quién...
Luego fui engullida por una espiral de olvido que no me dejaba tranquila, porque los recuerdos son aquellos pequeños trols hijos de puta que te pegan bajo las costillas de vez en cuando para invocar lo maligno. Para que de vez en cuando te mires en el espejo y veas que quedan señales esparcidas por tu cuerpo, que nada es tan fácil.
Pero lo es. Sencillamente lo es. 
De mayor (no me queda mucho ya) me gustaría ser o quizás aprender a caminar muy erguida y tener una mirada invertebrada. Poder hablar con pausas y sin cimbreos en la voz. Que la sangre no se agolpe en la cara y que nada pueda rebatir mi discurso.
Por suerte, yo soy de las que aprendo de los tortazos. 
Me hago más sabia a base de cicatrices varias. 
Pero eso no es un lamento, al contrario, el aprendizaje nunca se acaba. 
Hay un montón de cosas por hacer con uno mismo. 



miércoles, 1 de abril de 2015

Vacío.



Me rebota el comportamiento de algunas personas. Me rebota y me jode.
Tengo un gran problema. Es un gran problema. Me he dado cuenta ahora. Vaya, está claro que nunca es tarde para conocerse más. Yo estoy en "etapa" de "bajar de vueltas". De tomarme la vida un poco más tranquila y entender más a todo el mundo. Pero...eso no quiere decir que no me toque las narices los comportamientos avasalladores de los demás. Y que te se suban a caballo.

Mi problema es mi paciencia. Esa paciencia hace que pase por alto un montón de cosas que me duelen o me molestan de los demás. Supongo que a mi manera de ver, todos tenemos malos días, todos reaccionamos de diferentes formas y todos hacemos las cosas lo bien que sabemos y podemos. Por eso nunca me meto en nada y paso por alto comentarios.
Pero cuando la gente tiene ataques gratuitos una y otra vez contra alguien. Cuando ves que la peña está como un puto cencerro y que sus fustraciones las pagan cada día con los demás, pues me rebota el ánimo.

Luego, es eso, me cruzo y ya no hay marcha atrás. No me gusta pelearme, ni discutirme. Por eso me callo para no entrar en guerra. Pero ahí está mi parte "mala". De repente el vacío total y absoluto hacia esa persona que me agotó. Me cuesta horrores llegar a eso. Lo he hecho con poca gente en mi vida. Pero cuando pasa, cuando siento esa sensación devastadora que se apodera de mi ya no hay marcha atrás. Seré educada, pero ya no puedes contar conmigo en la vida.
Es duro ser así. Y me doy cuenta que quizás debería cambiar ese rasgo pronunciado de mi personalidad. Que debería tener menos paciencia, decir antes las cosas, no cargar con tanta mierda y reaccionar antes de que las cosas me sobrepasen...Pero vaya...que juro que lo intento y no lo consigo.

Por desgracia hay épocas de la vida que te tomas las cosas de peor humor. Escribí hace unos días algo para mi. Escribí que yo soy de conformarme y de no hacerlo.
Que lo que no me gusta intento luchar por cambiarlo y me conformo temporalmente con lo que apriori no puedo solucionar y no me agobio.

Pero hay personas que hacen todo lo contrario.
No se conforman con la vida que tienen y van culpando y jodiendo a los demás de sus historias.
Y por ahí si que no paso.
Es lo que me repito siempre. La vida es la que es. La que te va cayendo. Pero tú tienes el poder de cambiar lo que no te gusta. Si no puedes hacer nada ahora, confórmate. Y da pequeños pasos para mejorar.
Si no lo haces no culpes a nadie de tu "mala suerte".